Gregg Allman – ‘Low Country Blues’

19 01 2011

Lanzamiento: 18 de Enero de 2011
Genero: Blues
Sello: Rounder
Productor: T Bone Burnett

Gregg Allman: leyenda.
Gregg Allman: una de las cien mejores voces de la historia según la RS.
Gregg Allman: catorce años de gap entre su último disco solista y Low Country Blues.

Todo es grande. ¿Todo es grande?

‘Low Country Blues’ propone ciertas seguridades desde antes de meter el CD en la bandeja: la del ya mencionado Gregory Lenoir Allman, mesías rubio del blues; la de T Bone Burnett en la producción; la de una banda que asusta cuando pela CVs: Dr. John al piano, el guitarrista Doyle Bramhall II (en la banda de Eric Clapton), el bajista Dennis Crouch (bajista de Plant, entre otros chiquitos de ese estilo) y el batería Jay Bellerose.

De todas formas al CD en la bandeja hay que meterlo, por mucho que prometan los nombres. Once versiones de otras leyendas como Muddy Waters, BB King y Otis Rush y una canción original tienen que desafiar a esas seguridades.

‘Floating Bridge’ abre el disco y nos deja bien en claro que no siempre a Seguro se lo llevan preso. Pensamos: “Oh, sí, nena, esto es blues”. La percusión es quirúrgica. El bajo, heróico. Y la banda sigue en esa tesitura durante todo el disco. ‘Blind Man’ sangra blues y da una severa lección de como sacarle fuego a un piano. ‘I Can’t Be Satisfied’ es un ejercicio perfecto sobre como jugar con un género tan ambicioso. ‘Please Accept My Love’ le pone un toque de balada roquera cincuentosa a su calculadísima base de blues. ‘I Believe I’ll Go Back Home’ nos enseña por que una gran voz no necesita esforzarse para conseguir lo mejor. ‘Little By Little’ nos enseña por que una gran voz puede gruñir para conseguir lo mejor. ‘Just Another Rider’, la única canción original del álbum, no desentona ni un poco con los monstruos con los que comparte el redondo ámbito del CD. Cada track, cada inspirada incursión de la guitarra,

Si alguna vez pensaste en el arquetipo de un disco de blues, seguro que pensaste en ‘Low Country Blues’. Un disco que no tiene fisuras en la concreción de su propuesta. Prolijo hasta el dolor, con una banda que parece que estuvo haciendo esto toda la vida (y tal vez sea así) y que podría seguir para siempre, un sonido impecable (el señor T Bone tiene todos los ases acá, incluso tiene más de cuatro) y una voz que es al blues lo que la Coca es al Fernet.

No sorprende la ejecución. Si algo dijimos con insistencia sobre ‘Low Country Blues’ es la palabra seguridad. El disco es seguro durante doce pistas. No busca la sorpresa, busca las raíces de la música de su país. Estos catorce años le dieron al señor Allman todas las herramientas para no fallar en esa búsqueda. Y no lo hace.

8 de 10

Review by Fernando Urralburu.

Advertisements

Actions

Information

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s




%d bloggers like this: