Iron & Wine – ‘Kiss Each Other Clean’

27 01 2011

Lanzamiento: 25 de enero de 2011
Género: Alternative Rock
Sello: Warner Bros.
Productor: Brian Deck

El barbado Sam Beam nos entrega ‘Kiss Each Other Clean’, su cuarto disco de estudio y el primero para la multinacional Warner Bros., detalle que a más de uno haría pensar en incrementar ventas a costa de un estancamiento creativo.

Durante los primeros casi cinco minutos que dura ‘Walking Far From Home’, adelanto lanzado hace dos meses, parece reafirmarse la idea, murmurando por lo bajo lo que se temía.

En una entrevista, el mismo Samuel declaraba su intención de crear un disco que fuera más pop y que sonara como la música que la gente escuchaba en los ‘70 en el auto de sus padres. El resultado fue el de una turba descontenta que se manifestó en contra del nuevo rumbo de Iron & Wine, tal como (salvando las distancias) lo hiciera el público con un Bob Dylan eléctrico.

Más allá de este descontento, que se entiende ya que el álbum tiene una sobreproducción, ‘Kiss Each Other Clean’ es un gran, gran disco con grandes canciones. Son los arreglos cuidados, acertados, oportunos, entre los que se funde la voz de Beam, que terminan de resaltar la enorme calidad del lanzamiento, contando con un actor secundario que roza el protagonismo: una banda.

El bajo introductorio de ‘Me and Lazarus’ nos orienta hacia algo sumamente agradable, desarmando la primera impresión y dando comienzo a una de las canciones más pegadizas con un ritmo alegre y divertido. ‘Tree By The River’ reúne esa sensación que Beam narraba en su declaración, en una de las melodías más dulces del álbum, junto con ‘Half Moon’, donde las voces y las cuerdas resaltan una profundidad y una sensibilidad notorias para dejarse llevar y adentrarse en la psicodelia que nos invade en ‘Rabbit Will Run’.

Resulta evidente la capacidad para manejar los hilos del disco, mostrando en ‘Godless Brother In Love’ a un Beam más expuesto y personal. Acto seguido, ‘Big Burned Hand’ nos da un sonido inesperado: reggae que se funde con el funk. La dupla final ‘Glad Man Singing’ y ‘Your Fake Name Is Good Enough For Me’, uno de los temas más arriesgados junto con ‘Monkeys Uptown’, dan un cierre perfecto para un álbum que nos deja queriendo más.

Los grandes artistas se miden, repetidas veces, por las decisiones que toman respecto de sus rumbos musicales, y con ‘Kiss Each Other Clean’, Samuel Beam, a.k.a. Iron & Wine, deja en claro que las suyas son sinceras, arriesgadas y, más importante, acertadas.

9 de 10

Review by Agustín Olaizola.

Advertisements

Actions

Information

One response

3 02 2011
Illuminaria

Esto hace tanto bien. Tanto, tanto bien.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s




%d bloggers like this: