Wanda Jackson – ‘The Party Ain’t Over’

29 01 2011

Lanzamiento: 25 de Enero de 2011
Género: Rockabilly
Sello: Third Man / Nonesuch
Productor: Jack White

Jack White está en todos lados. Como Dios, pero tocando mejor la guitarra. Va, viene, hace, deshace, toca, produce, copia, pega y, generalmente, gana, gusta y golea.

Y con este disco, que tiene el legendario nombre de Wanda Jackson, Reina del Rockabilly y Primera Dama del Rock, de setenta y tres lúcidos años, en la tapa, esa tendencia no cambia. ‘The Party Ain’t Over’ está teñido de White. Es más un disco de Jack White que de Wanda Jackson.

Las once canciones de ‘The Party Ain’t Over’ están producidas en condiciones de laboratorio por Jack y están tocadas con su sobrenatural afinidad por la guitarra y su liderazgo en la banda que apoya a la aún poderosa y gimiente y amante del reverb y ronroneante voz de la señora Jackson.

Como hiciera con Loretta Lynn hace unos años, Jack pone todas las herramientas que lo hicieron exitoso en el comeback de una de sus heroínas musicales porque es así de buen tipo y porque un artista como él puede darse el gusto que quiera. De esta manera, envuelve a Wanda y a ‘The Party Ain’t Over’ de su particular sonido, de guitarras ardientes, de valores de producción altísimos y de una banda de primerísima línea.

La selección de canciones es interesante. Tiene clásicos de la época de oro del rockabilly (‘Rip It Up’, ‘Shakin’ All Over’), calipso caribeño (‘Rum and Coca-Cola’), algo de country y de góspel (‘Dust on the Bible’) y material que compromete más el vuelo de la voz de Wanda, como ‘Thunder on the Mountain’ de Dylan o ‘You Know I’m No Good’ de Amy Winehouse. Ahí se nota de nuevo la mano de Jack y son las versiones menos clásicas del género que la dama acostumbraba las que más lucen en ‘The Party Ain’t Over’.

Si bien la sombra de White cobija todo el álbum, no es despreciable el trabajo de Wanda. Su voz gruñe y conmueve de manera constante y lo hace con las mínimas fisuras que cincuenta y cinco años de carrera no pueden evitar. Insistimos: la versión de ‘You Know I’m No Good’ es un punto altísimo para apreciar el disco en sus tres pilares fundamentales. Porque el disco es eso: la voz de Wanda, el sonido de una banda drafteada por (toca su esposa y varios miembros de The Raconteurs) y que sigue las órdenes de Jack White y su blanquísima mano sobre las cuerdas de una guitarra.

‘The Party Ain’t Over’ es sólido, adorable por momentos, está producido puntillosamente y tocado con talento pero cuando empezás a enamorarte de él, se escapa un poco. Gana y gusta, pero no golea. ‘The Party Ain’t Over’ es otro gran experimento de Jack White y hay que disfrutarlo como eso. El regreso de la primera mujer del rock de la mano del hombre que parece que nunca va a irse.

6,5 de 10

Review by Fernando Urralburu

Advertisements

Actions

Information

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s




%d bloggers like this: