Live Review – 05/02/2011 – Vampire Weekend en Centro Cultural Recoleta

7 02 2011

En exactamente quince días, los argentinos (sobre todo los bonaerenses), hemos tenido la posibilidad de disfrutar de dos grandes shows y esperanzarnos con un gran 2011, de la mano de MGMT y Vampire Weekend. Uno gratis. El otro al módico precio tercermundista de 250 pesos argentinos + cargo de la pindonga.

‘Oracular Spectacular’ y ‘Vampire Weekend’ fueron, posiblemente, los mejores álbumes del 2008. Debuts de grandes artistas, rompieron esquemas y, cada uno a su manera, nos propusieron alegría con el “repeat all” en modo on.
Las listas Top 10 y Top 20 de todo el mundo han definido hace poco a ‘Congratulations’ y ‘Contra’ entre lo más destacado del año pasado, reconociendo, de esta manera, que ambas bandas tienen el camino al éxito mayor bien allanado.

Tardecita de sábado. Expectativas crecientes. Cementerio, iglesia y un turista que pasaba por ahí y decidió tomar una foto. Chicas lindas. Mucho púber. Más de una hora de espera. Promesa de Leo García, que afortunadamente no se cumplió. Estatua estilo griego vigilante cual gárgola. Terraza de la recoleta. Escenario chiquito. Poco público dispuesto a pagar la tarifa (mil quinientas personas). Todos dispuestos a bailar.

Con un juego de luces sorprendente, que brilló a lo largo de la poco más de una hora que duró la presentación, los chicos de New York dieron el pitazo inicial con ‘Holiday’. Y si las piernas estaban tiesas, el resto del esqueleto las despertó. La euforia inicial fue regulada de a poco con ‘Cape Cod Kwassa Kwassa’ y ‘I Stand Corrected’, donde Ezra empieza a mostrar lo que es: una voz que descolla permanentemente, pero sin robar escena a la banda.

Vampire Weekend suena igual que en sus discos. Está bien: hay mucho sonido pregrabado y synth, el setting era adecuado para su show y la complejidad de algunos temas no es importante. Pero muestran de manera constante esos ingredientes que los han convertido en uno de los productos más singulares de la escena indie-pop.

‘California English’ para introducirnos en sus hits, el baile, la fiesta y la previa que todos los sábados deberíamos tener. Y sí: ‘Cousins’, ‘A-Punk’ (mini-ronda de pogo incluída), ‘Oxford Comma’, el genial bajo de Chris Baio, la ajustada producción de Rostam y, párrafo aparte, la exquisita precisión y fuerza del Sr. Tomson (creo que le habla a usted), quien nos recuerda mucho a Matt Helders.
No faltaron los acompañamientos del correctísimo público en ‘Giving Up the Gun’, ‘One (Blake’s Got a New Face)’ y (gracias, Dios) ‘Diplomat’s Son’.

Antes de cerrar el show y su gira internacional con ‘Walcott’, la agrupación de la gran manzana nos regaló ‘Mansard Roof’, donde todos los presentes cantaron junto a Ezra: ‘The argentines collapse in defeat’

No. Con Vampire Weekend ganamos todos.

Review by Facundo Zocola.

Advertisements

Actions

Information

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s




%d bloggers like this: