Rival Schools – ‘Pedals’

16 03 2011

Lanzamiento: 08 de Marzo de 2011
Género: Post-hardcore
Sello: Photo Finish / Atlantic
Productor: Rival Schools

En el 2001, Rival Schools sonaba en MTV con su hit ‘Used for Glue’, lleno de energía y juventud. Hoy, diez años después, regresan  con un sonido más maduro pero menos jugado presentando Pedals, un disco  que se aparta un poquito del post-hardcore que caracterizó su anterior proyecto, entregándose a un estilo más alternativo.

El contenido de Pedals se desarrolla de una manera marcadamente lineal, pero sorprende con unos desvíos en el camino, conseguidos principalmente gracias a la guitarra de Ian Love, que salpica todo de inesperadas explosiones melódicas. Lamentablemente el resto de la música es bastante mediocre, con una batería y un bajo que casi permanecen en las sombras. La voz es prolija y hasta por momentos sofisticada, pero no basta.

Afortunadamente, el disco comienza regalando un gran tema, ‘Wring It Out’, poseedor de un riff que engancha y de un estribillo que atrapa aún más. ‘Eyes Wide Open’ reaviva el potente fuego agresivo del pasado, mientras que con ‘Choose Your Adventure’ demuestran que son capaces de dar un paso fuera de su zona de confort para abrazar nuevos retos.

‘Racing of Red Lights’ (el tema soft del disco) es constante pero carece de inspiración y es acompañado por ‘Shot After Shot’, con un muy buen ritmo donde se destaca la ronca y suave voz del vocalista. ‘Small Doses’ tiene un agradable solo de guitarra, nada más… Pedals finaliza con ‘The Ghost Is Out There’ que se introduce recordando mucho a la música alternativa de los 90s y cierra bien.

A pesar de sus intentos, Pedals sigue siendo un LP bastante mediocre y es palpable que la banda ha vendido gran parte de su exuberancia juvenil por una falsa sensación de madurez. Son diez temas a los que les falta energía para meter a fondo el acelerador que les permita resaltar. No es un disco pésimo, pero no llega ni a rozar lo valedero.

5 de 10

Review by Melisa Blanca Tassano.

Advertisements




Those Dancing Days – ‘Daydreams and Nightmares’

10 03 2011

Lanzamiento: 01 de Marzo de 2011
Género: Indie pop
Sello: Wichita Recordings
Productor: Patrick Berger

Cinco chicas que aman la música, gustan de hacerla, y lo logran con creces. Eso es Those Dancing Days, una banda de indie pop muy a lo Robert Smith pero más feliz y jovial. Estas muchachas vuelven con Daydreams and Nightmares, su segundo y pegadizo disco de estudio, para hacernos sentir que estamos saltando charquitos bajo la lluvia mientras sonreímos.

Linnea, la vocalista, canta como una miel que nos llena el corazón de dulzura, la batería y la guitarra acompañan correctamente, el bajo no resalta demasiado pero no falla y el teclado es un gran complemento que suma puntos a favor. Sin lugar a dudas la estrella de la banda es Linnea. Con una naturalidad al borde de la insolencia, su voz es tan dulce como cruda y su actitud tan cercana como distante. Sus versos fluyen como besos robados a labios que no le pertenecen, inspiran voracidad y dolor por lo inalcanzable.

Nos metemos dentro de esos versos…  ‘Reaching Forward’ nos da la bienvenida estupendamente con el teclado que nos prepara para recibir el beso inolvidable de la vocalista, ‘I’ll Be Yours’ se convierte en un himno al amor y a la amistad que da ganas de girar mirando al sol. ‘Fuckarias’ explota y nos muestra la faceta más pop-punk de la banda, advirtiendo: “You´re in my space, get out of my face”.

Aparecen los 80s y es inevitable pensar en The Cure cuando suena ‘Keep Me in Your Pocket”, con una guitarra que nos recuerda a nostalgias imposibles de borrar del corazón. Al sonar ‘I Knew Where You Live pt.2’ visualizamos a una moderna Blondie que sale al trote con un coro genial. La ambición musical de la banda se luce con la final ‘One Day Forever’ demostrando que esta banda tiene mucho por delante.

Daydreams and Nightmares no es fantástico pero logra un muy buen equilibrio dentro de sus once temas; llega al corazón y se queda ahí un buen rato. Se nota el tiempo dedicado a la composición del álbum y el amor y calidez que le metieron.  Es un disco para escuchar y re-escuchar mientras nos sentamos en el pasto, miramos el cielo y sonreímos, simplemente sonreímos.

8 de 10

Review by Melisa Blanca Tassano.





Everyone Dies in Utah – ‘Seeing Clearly’

7 03 2011

Lanzamiento: 28 de Febrero de 2011
Género: Post hardcore
Sello: Tragic Hero
Productor: Taylor Larson

Everyone Dies in Utah tuvo su mayor auge a mediados del 2008, momento en el que el post-hardcore logró imponerse con fuerza. Tres años después, vuelven con composiciones simples y una musicalización pasable, presentando ‘Seeing Clearly’, un disco aceptable pero para nada memorable.

‘Seeing Clearly’ contiene lo que un típico disco de hardcore: una voz prolija contrastada con gritos de lo más enojados y una guitarra con varios riffs que pegan acompañada por una batería aceptable… eso es todo, no innova lo suficiente en el género (exceptuando una importante presencia de sintetizadores) y sus letras tratan por sobre todo de vivencias personales en torno a vidas conflictuadas.

Al escucharlo, no sorprende demasiado. ‘Adrian Makes It Rain’ nos empapa, con un lejano y extraño violín de fondo que le da un toquecito diferente. ‘Bed, Bath and Beyonce’ suena con fuerza, durante los coros inspira algún que otro mosh y casi al final se torna más lírico y suave, ‘Dance War’ nos tira literalmente un grito de guerra con un sintetizador que cae simpático y amortigua un poco el griterío.

Seguimos: ‘Simply Me’ es el único tema del disco que no cuenta con la presencia de gritos, el vocalista nos escupe en la cara (sin anestesia alguna) su alma y permite convertir la canción en la más emotiva de ‘Seeing Clearly’, una muy buena opción para acabar con un LP que desafortunadamente repite todo el tiempo la misma fórmula.

Los títulos, como las letras (y como todo en el álbum) son simples y es un trabajo muy suave si tenemos en cuenta su origen. Everyone Dies in Utah no nos propone nada nuevo, entretiene por un rato, pero pasa sin pena ni gloria. El único condimento que vale la pena destacar es la interesante mezcla con electrónica gracias a los sintetizadores, obsequiando matices agradables.

Es un disco para escuchar solo si ya nos devoramos (varias veces) el playlist del IPod y no tenemos más material a mano para meter en nuestros oídos.

4 de 10

Review by Melisa Blanca Tassano.





Julianna Barwick – ‘The Magic Place’

1 03 2011

Lanzamiento: 22 de Febrero de 2011
Género: Electronic / Ambient
Sello: Asthmatic Kitty
Productor: Paul Gold

Un bosque, un lago, un animalito que nos mira de reojo, un coro angelical que transmite paz… mucha paz. ¿Dónde estamos?  Fuimos transportados a ‘The Magic Place’, un rinconcito que Julianna Barwick nos ofrece para el relax.

‘The Magic Place’ se construye en base a un piano y a la suave voz de Barwick. Nos sumergimos en este universo de relajación absoluta con ‘Envelop’, que suena casi a capella, entonando un himno cósmico. El corte, ‘The  Magic Place’, es simple, personal  y parece un susurro digno de una sirena que ruega ser encontrada.

Continuamos nuestro spa musical: aparece ‘Bob in Your Gait’ como un eco lejano, muy lejano, tanto que lo creemos proveniente de la montaña más alta. ‘Prizewinning’ nace del silencio y va creciendo en voz y contenido hasta que transcurren cuatro minutos desde el comienzo de la canción y decide hacernos viajar en un safari, con un tambor que nos guía hacia las profundidades de África (sí, Barwick nos quiere hacer recorrer el mundo dentro de su paz). Terminamos el tour con ‘Flown’, que cierra sin sobresaltos, con un solo de piano agradable y muy constante (como todo el disco).

‘The Magic Place’ podría convertirse tranquilamente en la música de fondo de una clase de yoga, de una sesión de masajes, de un restaurant a lo “new age” o de cualquier actividad que implique cierta presencia espiritual.

Son nueve temas tranquilos, sin contrastes y sin exuberancias. No busca resaltar, Julianna es transparente, franca (un tanto repetitiva) y, dentro de las limitaciones del género, logra un buen producto para tener en cuenta cuando necesitamos un momento para poner la mente en blanco y no pensar más que en pajaritos que nos cantan maravillas al oído.

7 de 10

Review by Melisa Blanca Tassano.





Civet – ‘Love & War’

25 02 2011

Lanzamiento: 22 de Febrero de 2011
Género: Punk rock
Sello: Hellcat Records
Productor: Civet

Chicas sensuales, con estilo y muy enojadas con los hombres. Eso es Civet: una banda de punk proveniente de Long Beach que se autodefine como “las femmes fatale del punk rock”. Influenciadas por bandas como The Distillers, Bikini Kill y The Runaways, buscan provocar con una voz salvaje, coros furiosos y una guitarra en llamas.

Estas princesas del punk rock decidieron tomarse casi tres años para lanzar su cuarto disco de estudio, ‘Love & War’, un proyecto del que aseguran sentirse liberadas y muy satisfechas al haber sacado a flote todas sus influencias. El producto final contiene registros de distintas épocas y estilos, siempre dentro del género punk y por primera vez suman a músicos masculinos (son muy feministas las muchachas) para que las acompañen.

‘Love &War’ da inicio con ‘Can`t Go Back’ para descubrir la áspera y amenazadora voz de Liza Graves (vocalista principal) junto con un riff inicial bastante agradable. En ‘I´m Not the One’ nos encontramos con un desplante amoroso que engancha, en donde nuestra “drama queen” le recrimina algunas (bueno… muchas) cosas a su chico. El corte y pista homónima al título del álbum es un track turbulento con una batería que acompaña sin desperdicio a coros tan pegadizos como hostiles.

Continuamos con ‘Reap What You Sow’, que va subiendo en volumen y ritmo mientras avanza hasta infectar nuestro oídos de punk, mucho punk y ‘You Get What You Pay For’ nos enseña el costado menos enojado de Civet, con una canción alegre y hasta optimista, que nos llama a bailar en la playa y cierra el álbum a la perfección,  recordándonos el costado súper femenino de la banda y enloqueciéndolo todo.

‘Love & War’ son catorce temas (ni muy largos ni muy cortos, ni muy buenos ni muy desastrosos) llenos de amor, recriminación hacia el género masculino, y autodescubrimiento. Todo expuesto de manera sincera, atrevida y sin complejos. Civet va a fascinar tanto a mujeres despechadas con ganas de descargarse contra novios rompiendo platos, como a los que busquen una buena opción para pasar el rato. Un rato lleno de punk rock del bueno y de mucho ‘girls just wanna have fun’ (pero revolucionario).

7,50 de 10

Review by Melisa Blanca Tassano.





Stryper – ‘The Covering’

21 02 2011

Lanzamiento: 15 de Febrero de 2011
Género: Hard rock
Sello: Big3 Records / Sony
Productor: Michael Sweet

Durante la exuberante (y un poquito terrorífica) década de los ‘80, junto con los cabellos despeinados al viento y una sobredosis de glam, surgieron las bandas de rock cristiano. Entre ellas, Stryper, un conjunto dedicado a proclamar a Dios, pero con onda, mucha onda. El tiempo pasó, cambiaron las calzas por tachas, aflojaron un poco con la religión, tuvieron algún que otro sobresalto y se separaron en 1992 para luego reencontrarse, alegrando a sus fans, en el 2003.

‘The Covering’, su último disco de estudio, tenía previsto nacer el 13 de octubre de 2010, pero se pospuso para darle más tiempo de gestación (y promoción) hasta el 15 de febrero de 2011. Como su título nos anticipa, es un disco de covers. La selección de temas es consistente, apuestan a canciones famosísimas y sin riesgos. Michael Sweet (líder y vocalista) sabe lucirse con la potencia de su voz, y la guitarra de Oz Fox aporta profesionalismo y solos que no tienen desperdicio.

Al anunciarse el disco, Stryper fue bastante criticado por la controversia que plantea no contener ningún cover cristiano. Sin embargo, Sweet aclara que solo quieren dar a conocer otro costado de la banda y dar tributo a quienes los inspiraron e influenciaron desde siempre.

Apretamos play y ‘The Covering’ nos recibe con ‘Set Me Free’ (Sweet) y ‘Blackout’ (Scorpions), respetando demasiado a los originales, con gran calidad y agregando algunos efectos de sonido más actuales. Siguen ‘Heaven And Hell’ (Black Sabbath) y ‘Lights Out’ (UFO) haciendo correr por nuestra sangre el hard rock más potente. Luego, con ‘Carry On Wayward Son’ (Kansas), nos encantamos con una repentina suavidad y delicadeza en la voz. Es el turno de ‘Highway Star’ (Deep Purple), que no le llega ni a los talones al original. ‘Shout It Out Loud’ (Kiss) inmediatamente nos pinta la cara y nos impulsa a saltar, hasta que se presenta ‘Over The Mountain’ (Ozzy Osbourne), que nos recuerda ‘Don’t need no astrology it’s inside of you and me’ y nos pone medio romanticones.

Con ‘The Trooper’ (Iron Maiden) la energía fluye y es imposible escapar; empezamos a enloquecer (los solos son realmente buenos). Continua ‘Breaking The Law’ (Judas Priest) y listo, ¿qué más se puede pedir? Nos vencen las ganas de romperlo todo y gritar.

Llega ‘On Fire’ (Van Halen), invadiéndonos de poder con una guitarra que no deja de fascinar y una voz muy bien lograda. Finalmente, ‘Immigrant Song’ (Led Zeppelin) aparece desde “la tierra del hielo”. Se acaban los covers, pero queda ‘God’, un corte rápido con un estribillo bastante pegadizo, que cierra el disco volviendo a sus orígenes cristianos, implorando ‘God… dark and blinded, we are burning, without you, God!’.

Stryper nos entrega algo simple, aceptable, no aporta novedades, pero sí calidad, y eso suma. El objetivo es homenajear, y con tanta experiencia en el ámbito lo logran con creces. ‘The Covering’ es un disco para degustar una vez, saboreando por un ratito el delicioso gusto de los recuerdos. Una vez digeridos, partimos a la búsqueda de un poco más de innovación.

6,50 de 10

Review by Melisa Blanca Tassano.





La Sera – ‘La Sera’

18 02 2011

Lanzamiento: 15 de Febrero de 2011
Género: Indie pop
Sello: Hardly Art
Productor: Brady Hall

Luego de un moderado éxito con Vivian Girls, su primera banda, Katy Goodman decidió demostrar sus dotes como solista y compositora. Bajo el sello Hardly Art (The Dutchess and the Duke, Le Loup), se despega un poco del pop punk de Brooklyn que la caracterizó en sus comienzos, para adentrarse en el mundo de lo que ella misma denomina “dreamy pop”, un estilo que se conforma de letras melancólicas e hipnóticas, contrastadas con una musicalización soleada e infantil.

En ‘La Sera’ nos encontramos con voces dulces y etéreas, una guitarra mediocre y una batería que acompaña sin sobresalto. Goodman es una fanática del pop y surf rock de los años ’50, por lo que el disco está repleto de sonidos retro. Los lyrics no son de lo más innovador: tratan por completo de amores, de amores muertos y… de muertos que se convierten en amores.

Nos recibe con ‘Beating Heart’, una balada compuesta de improvisados delirios “románticos”. El segundo tema, ‘Never Come Around’ (la joyita del disco) es adictivo e ideal para una noche de halloween, de “trick or treat” y, como no podía ser de otra forma… de desamores. Continúa ‘You`re Going to Cry’, que nos grita ‘I saw right through your eyes, I saw through darkened skies, you’re going to cry’, acompañado de un torpe e insuficiente rasgueo de guitarra.

Aparecen ‘Left the World’, muy a lo sunshine pop, a lo sixties, a las camionetas con margaritas pintadas en el techo, y ‘Hold’, que nos pone los pelos (y los corazones) de punta, haciéndonos padecer un abrazo amoroso que finaliza con la muerte (y sí… nuevamente muerte). Casi al final, ‘Devils Hearts Grow Gold’ nos susurra con tímida malicia “and you’re not gonna sleep till you find your soul”. Todo acaba (por suerte) con ‘Lift off’, que dura lo que un parpadeo.

El mayor acierto de este disco es, sin lugar a dudas, su brevedad (doce temas que conforman, en total, 26 minutos), ya que las letras y sonidos son reiterativos, monótonos y aburridos. Esto no hace que ‘La Sera’ sea un producto espantoso, sino más bien un intento de algo que (esperemos) se modifique y mejore. La suave voz de Katy no basta y su constante tragicomedia suicida agota.

4,50 de 10

Review by Melisa Blanca Tassano.








%d bloggers like this: