Rival Schools – ‘Pedals’

16 03 2011

Lanzamiento: 08 de Marzo de 2011
Género: Post-hardcore
Sello: Photo Finish / Atlantic
Productor: Rival Schools

En el 2001, Rival Schools sonaba en MTV con su hit ‘Used for Glue’, lleno de energía y juventud. Hoy, diez años después, regresan  con un sonido más maduro pero menos jugado presentando Pedals, un disco  que se aparta un poquito del post-hardcore que caracterizó su anterior proyecto, entregándose a un estilo más alternativo.

El contenido de Pedals se desarrolla de una manera marcadamente lineal, pero sorprende con unos desvíos en el camino, conseguidos principalmente gracias a la guitarra de Ian Love, que salpica todo de inesperadas explosiones melódicas. Lamentablemente el resto de la música es bastante mediocre, con una batería y un bajo que casi permanecen en las sombras. La voz es prolija y hasta por momentos sofisticada, pero no basta.

Afortunadamente, el disco comienza regalando un gran tema, ‘Wring It Out’, poseedor de un riff que engancha y de un estribillo que atrapa aún más. ‘Eyes Wide Open’ reaviva el potente fuego agresivo del pasado, mientras que con ‘Choose Your Adventure’ demuestran que son capaces de dar un paso fuera de su zona de confort para abrazar nuevos retos.

‘Racing of Red Lights’ (el tema soft del disco) es constante pero carece de inspiración y es acompañado por ‘Shot After Shot’, con un muy buen ritmo donde se destaca la ronca y suave voz del vocalista. ‘Small Doses’ tiene un agradable solo de guitarra, nada más… Pedals finaliza con ‘The Ghost Is Out There’ que se introduce recordando mucho a la música alternativa de los 90s y cierra bien.

A pesar de sus intentos, Pedals sigue siendo un LP bastante mediocre y es palpable que la banda ha vendido gran parte de su exuberancia juvenil por una falsa sensación de madurez. Son diez temas a los que les falta energía para meter a fondo el acelerador que les permita resaltar. No es un disco pésimo, pero no llega ni a rozar lo valedero.

5 de 10

Review by Melisa Blanca Tassano.

Advertisements




Lupe Fiasco – ‘L.A.S.E.R.S.’

15 03 2011

Lanzamiento: 04 de Marzo de 2011
Género: Hip hop
Sello: 1st & 15th / Atlantic
Productor: Lupe Fiasco / Charles Patton / Darrale Jones

Lupe Fiasco es un genio. ¿Por qué decimos esto? Porque hace muy buena música y es un gran productor. Lo recordamos de temas como ‘Go Baby’ o ‘Superstar’, entre otros, del álbum The Cool.

Una verdadera joyita del rap y el hip hop, Wasallu Muhammad Jaco (a.k.a. Lupe Fiasco), regresa con un álbum mucho más corto (doce tracks) en relación con sus anteriores LPs.

Los temas nos indican que hubo un gran cambio en el estilo de este tipo. Lejos de ser un hip hop agresivo, se convierte más en una mezcla de pop y electrónica. Sonidos menos apasionados y más automáticos, que si bien no fallan, tampoco superan para nada a sus anteriores trabajos.

Podemos decir que se adaptó a los nuevos tiempos. Desgraciadamente para todos, los nuevos tiempos no son del todo buenos (musicalmente hablando, entre otras cosas). Los sonidos son frios y bien pulidos y sus letras son vigentes: ‘’I really think the war is a bunch of bullshit, just a poor excuse for you to use all your bullets’’ (‘Words I Never Said’).

El álbum no es malo, pero no busca ser lo que fue antes. Y ahí es donde falla la fórmula. Al parecer, este año saca otro trabajo, Food & Liquor II: The Great American Rap Album.  Esperemos que esta vez vuelva a las raíces, a ese sonido que lo hizo famoso.

6 de 10

Review by Juan I Zapata.





Jessie J – ‘Who You Are’

14 03 2011

Lanzamiento: 25 de Febrero de 2011
Género: R&B / Pop
Sello: Lava / Universal Republic
Productor: Dr. Luke / Martin K / Oak / Parker and James / The Invisible Men

Who You Are: un disco que  te va a quedar en la punta de la lengua.

Porque todo el tiempo suena a algo. A algo que ya escuchamos y cuesta definir de manera precisa.

Tal vez se deba a que el trabajo de composición no es novedad, ya que Jessica Cornish, despojada de su alter ego Jessie J, se dedicó durante muchos años a componer música para otros artistas, consiguiendo que sus temas alcancen importantes reconocimientos en las listas.

O tal vez a que trabajar con Cristina Aguilera, Justin Timberlake, Alicia Keys y Rihanna no le permita despojarse de sus influencias.

Por la opción que nos jugamos el todo o nada es que esta joven artista no es capaz de arriesgarse y valorar su capacidad de composición y la buena voz que porta (‘Rainbow’ y ‘L.O.V.E.’ lastiman el oído) y resultó ser otra de las futuras promesas que regalaron su talento al desarrollo de la carrera de productores musicales, y hablamos en plural porque Who You Are lleva el distintivo sello de Timberlake, Kelly, Brian Kennedy y Oak.

‘Price Tag’, con el aporte de B.o.B., va a sonar, eso no se discute. Es el tema que compite con ‘Do It Like a Dude’ por ser el corte que logre mayores ventas. Pero no será por la innovación sino porque son productos bien elaborados para consumidores poco exigentes.

Esa mezcla de pop electrónico con hip-hop que parece no va a evolucionar, por lo menos este año, se hace presente en el debut de quien fue reconocida por la BBC como artista revelación.

Esperamos que Jessie J pronto se revele y ofrezca  temas novedosos, que encuentre el estilo y no insista en sonar como un producto yanqui.

5 de 10

Review by Paola Roxana Duré.







Erland & The Carnival – ‘Nightingtale’

13 03 2011

Lanzamiento: 07 de Marzo de 2011
Género: Folk
Sello: Full Time Hobby
Productor: Erland and the Carnival

No muy lejos de su primer lanzamiento (menos de dos años), nos encontramos otra vez con estos londinenses: Simon Tong y sus dos amigos. Esta gran bestia que es Tong (The Verbe, Blur, The Good The Bad And The Queen, Gorillaz, entre otros) nos trae un paquete de unos cincuenta minutos, repleta de, entre otras cosas, oscuridad y ritmo.

Porque, sí, ya el nombre de la banda lo advierte, son movidos los chicos. Pero también le agregan una gran cantidad de oscuridad a todo el asunto que es Nightintale. Ya sea desde el tema primero al bonus track, esto se nota. Y agrada. Hasta un punto, en el que aburre (catorce temas son demasiados).

Nos transmiten una alegría bizarra y contagiosa pero, a su vez, la voz de Tong nos deja un sabor amargo a depresión. Esto es una novedad y eso es algo muy bueno en estos tiempos donde escasean artistas de buen calibre y originalidad. Aunque, a medida que transcurre el álbum, se van aflojando y tiene sus bajones.

Erland & The Carnival no gana, pero no por calidad, sino por diversidad. A pesar de que es novedoso dentro del folk, la totalidad del LP no muestra cambios radicales. Es una bocanada de aire fresco en un género que se está hundiendo.

6 de 10

Review by Juan I Zapata.





The Baseball Project – Volume 2: ‘High and Inside’

13 03 2011

Lanzamiento: 01 de Marzo de 2011
Género: Alternative rock
Sello: Yep Roc
Productor: Adam Selzer

Los 90’ siguen más vivos que nunca. Y a pesar de vivir en 2011, es la primera idea que se nos viene a la cabeza escuchando Volume 2: High and Inside de la flamante agrupación The Baseball Project, que tiene entre sus filas a respetados músicos de la escena under del indie americano, entre quienes destaca el guitarrista de R.E.M., Peter Buck.

La segunda placa de esta interesante banda nos trae una colección de agradables canciones de corte indie rock alternativo, que, sin ser demasiado pretenciosas, logran su cometido: hacernos pasar cuarenta y dos minutos de divertidos momentos de rock pop ganchero y melodías pegadizas y fácilmente coreables.

El disco se abre paso con la nostálgica y hitera ‘1976’, con distorsiones muy sutiles y fraseos de guitarra adictivos, con unas voces que inmediatamente nos remiten a R.E.M. o incluso los primeros Pavement; el “always nineteen seventy-six” se graba como un tatuaje en el oído.

‘Panda and The Freak’ ofrece un punk rock seguro de sí mismo que merodea entre los Ramones mas descontrolados mezclados con unas estructuras medio Nirvanescas; pegadiza, potente, pop, lo tiene todo para enganchar.

A los temas antes mencionados seguirán otros interesantes momentos de revival alternativo, como la simpática ‘Fair Weather Fans’, un tema con colores de Weezer lleno de buenas vibras ideal para escuchar en un descapotable llegando a la playa; la soberbia ‘Don’t Call Them Twinkies’, un tema poderoso y sobrio al mismo tiempo, con un inicio de guitarras demoledor que incluye distorsiones y wah, y unas estrofas que valen la pena tararear por su enorme poder melódico y de disuasión hasta la llegada del estribillo, el clímax que eleva a la canción casi al status de himno; si hubiese aparecido en los 90’, hoy sería recordada como tal.

La popera ‘Chin Music’ quizá no aporte demasiado al disco; si bien la melodía no deja de tener su gancho y los pianos cabaretescos suenan interesantes, puede resultar ciertamente aburrida en comparación a la seguidilla de buena calidad apreciada hasta el momento.

‘Buckner’s Bolero’ será el momento más aburrido del disco. Un tema demasiado tranquilo, monótono y largo (casi seis minutos de mismo ritmo, misma melodía, misma estructura, y un crescendo que nunca llega a desarrollarse). ‘Tony (Boston’s Chosen Son)’ nos devolverá de una cachetada a la buena orbita de la primer parte del disco en medio de guitarras psicodélicas con influencias de Oasis y unas voces reverberadas con tintes góticos tenebrosos a lo Bauhaus que serán escoltadas por solos y riffs de gran contundencia.

La descaradamente ramonera ‘Ichiro Goes to the Moon’ lleva a que las piernas del oyente cobren vida propia y las ganas de saltar no sean voluntarias; la melodía es perfecta, la emotividad y las guitarras pseudo-disonantes que frasean sobre esos power chords también lo son, y así se conforma todo un hit de dos minutos verdaderamente aplaudible.

Sobre el final del disco, nos encontramos con la rockanrollera y aburrida ‘The Straw That Stirs the Drink’ que peca de la misma monotonía de ‘Chin Music’. La melódica ‘Look Out Mom’, con unas campanillas navideñas y una melodía que a primera escucha puede resultar extraña, pero que gana y mucho cada vez que el oído cata sus variados matices, sobre todo en como la voz se acompaña muy bien de unas simples pero efectivas guitarras apenas distorsionadas y un solo de lo mas torcido y desprolijo, pero extremadamente hipnótico, de esos que solo Kurt Cobain hacia.

Cierran la acústica ‘Pete Rose Way’, que sin ser sorprendente, causa ternura y se le agarra cariño por la sinceridad de su pequeña gran melodía que acompaña durante dos minutos; la popera y poco carismática ‘Twilight of My Career’, que no es más que una variante de otros temas del disco, y la balada acústica e intimista ‘Here Lies Carl Mays’, con unos coros estilo Queen y un ambiente melancólico y de atardecer con sonidos de fondo. Se nota a la legua que el tema busca emocionar y hay que reconocer que lo consigue dándole un broche de oro más que decente al álbum.

Volume 2: High and Inside es un disco de grandes canciones alternativas mezcladas con unas pocas algo menos interesantes, pero que sin dudas merece la pena ser escuchado y disfrutado, para recordar un poco de esa inocencia juvenil perdida que no se olía hace tiempo en un disco de rock, para ser más precisos, desde los años 90’.

7 de 10

Review by Facundo Zocola.





Lykke Li – ‘Wounded Rhymes’

11 03 2011

Lanzamiento: 25 de Febrero de 2011
Género: Pop
Sello: LL
Productor: Björn Yttling

Li no está sola. Li está, de hecho, muy bien acompañada. Ofrezcan a Björn Yttling (Peter Björn & John) y a uno de los más importantes colaboradores de la historia del pop, el gran Rick Nowels, como padrinos y tendrán a más de un artista reconocido haciendo fila para sacar un número.

Tiene a la prensa de su lado, también, y, en parte, se lo ganó. Después de un muy buen debut, Wounded Rhymes le llega en unos mucho más maduros casi veinticinco años para ir definiendo una carrera prominente.

Cuando el disco es popero, pega de lleno y está bueno (‘Get Some’, ‘Youth Knows no Pain’, ‘Rich Kids Blues’), mientras que cuando intenta ser meloso y proponer himnos antes que canciones, acierta algunas veces (‘Sadness is a Blessing’, ‘Love Out of Lust’) y derrapa en otras (‘I Know Places’, ‘Jerome’).

El problema de Lykke es que canta muy bien. Y la voz le da para más que simple pop. Sin embargo, podría definirse dentro del estilo con una notoriedad mayor, sin tener que incurrir en el folk de piano (‘Unrequited Love’) que no está mal como propuesta, pero sí como suya.

La ventaja de Lykke es que canta muy bien. Y que tiene una soberbia producción y tutelaje a cargo de Björn. Y el ingrediente hitero de Rick.

Wounded Rhymes está bien. Está muy bien. Pero podría estar un poco mejor.

7 de 10

Review by Facundo Zocola.





Dropkick Murphys – ‘Going Out of Style’

11 03 2011

Lanzamiento: 01 Marzo de 2011
Género: Punk
Sello: Born & Bred Records
Productor: Ted Hutt

Siete discos en trece años no es un mal número. Más si se tiene en cuenta la calidad de los mismos, que le dieron a los Murphys el título de la banda de punk irlandés por excelencia.

Cuando se tiene una identidad musical tan definida como ésa, la innovación tiene que venir por otro lado. Ahí es donde entra en juego Going Out In Style, su nuevo trabajo, un disco conceptual que gira sobre la vida y muerte del ficticio Cornelius Larkin, descendiente irlandés americano y veterano de guerra.

Musicalmente más cerca de sus raíces que de los discos más próximos, la fórmula ya sobre-explotada de banjo y gaita vs guitarra y batería sigue siendo sólida y los coros transmiten el ambiente a cantina de mala muerte de mediados del siglo XIX con bastante efectividad. La cadencia del disco va de más a menos, con las canciones más estridentes en el trío de apertura (‘Hang ‘Em High’, ‘Going Out in Style’, ‘The Hardest Mile’).

Otras menciones se llevan canciones como el cover de un clásico irlandés de comienzos del siglo pasado, ‘Peg O’ My Heart’, con la voz de Bruce Springsteen guiando el coro de los Murphys. O ‘Broken Hymns’, la composición más clara del disco y donde mejor se puede apreciar el sonido irlandés, comprimido en una genial balada.

En sí, Going Out In Style es un giro de tuerca muy diminuto que no llega a sonar como algo nuevo. Afortunadamente, ni el disco ni los Murphys necesitan ese cambio. Es un disco hecho para pasar el rato con amigos, y en eso cumple muy bien.

6 de 10

Review by Gonzalo Rolon Morinelli.








%d bloggers like this: